$event.event_title

FILTRO / LUZ

10:00 5 Marzo


Alegorías, simbologías, paráfrasis, anfibologías, que desnudan la luz hasta transformarla en cuerpo de claridad. Rostros, manos, esferas, rombos deleznables, miradas que auscultan el corazón del tiempo. Estrellas, constelaciones que orientan los caminos de un universo esotérico. Todo ese caos primigenio, que se convierte en cosmos ordenado, no sería posible si Ramón González no fuere un excelso dibujante.
Convergencia de contrarios, oxímoron creativo, alegría, que ahorman un yo exultante, que filtra la luz para hacerla inmanente. Esta entrega que es muchas cosas, es ante todo una salida al encuentro sobrio del asombro. Del zumo de limón a Chico Ostra, del potaje de hinojos al stop motion, del video a la línea maestra: Ramón González, motivo de celebración.

Tomás Paredes
Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte/AICA Spain






“Alargaba la mano y te tocaba/ tú mirabas la luz y la gavilla”

Este proyecto expositivo, “Filtro/Luz”, de Ramón González (Mula, 1977) se sitúa en el Círculo de Arte de Toledo. En las obras se transmite un universo espiritual y místico. “Y dijo Dios: sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena…” La luz impregna todos los cuadros que hoy podemos contemplar, es una luz reconstruida y connatural. Otra referencia en estas piezas pintadas ex profeso para esta muestra son el brazo y la mano, recogidos de la pintura internacional. El filósofo presocrático Anaxágoras, afirmó que “El hombre es inteligente porque tiene manos”. La mano es el instrumento por excelencia, la parte más útil del cuerpo, el mejor inductor de la maquinaría que rige el cerebro, apuntaba Aristóteles. Y sobre brazos y manos giran las pinturas y dibujos de esta exposición.
Manos célebres de artistas universales se abrazan a los papeles y lienzos del pintor murciano. Manos trazadas por Leonardo da Vinci, por El Greco, por Rogier van der Weyden… se traducen en dibujos divinos, apostólicos… para mostrar interpretaciones inéditas, absortas de oropel. Y apreciamos los brazos y manos, cargadas de fuerza y emotividad, que pertenecen al cuadro El Descendimiento de la Cruz o Descendimiento de Jesús, pintado hacia 1435 por Weyden, las extremidades afligidas del Hijo y de la Madre, Ramón González las extrae y centraliza para dotarlas de contundencia, aunque sólo se apoye en grafito y en papel litúrgico, como se le podría bautizar, con permiso del clero vigente.
El caballero de la mano en el pecho, óleo sobre lienzo, pintado por El Greco, entre 1578 y 1580, es un cuadro enigmático con el que el pintor murciano vuelve a dar un salto mortal sin red… y lo consigue. No fatigado de experimentos, Ramón se detiene en La Gioconda o La Mona Lisa (hacia 1503) de Leonardo da Vinci y disecciona el retrato de la esposa de Francesco del Giocondo, con mano de cursado dibujante y vuelve a sorprendernos… Las atrocidades del nuevo Jack el Destripador las comete Ramón con la obra El Salvador, de acento manierista, pintura al aceite ejecutada entre 1608 y 1614 y con autoría a El Greco; aquí el desinhibido dibujante fracciona el cuerpo de Dios y lo convierte en trazos poéticos. Las aureolas divinas se hacen presentes, la luz interna de los personajes nos ciega y el cosmos es reedificado con alevosía y premeditación. El acento académico y humanista de “Filtro/Luz” sitúan a Ramón González en un prolífico renacentista del siglo XXI.

Pedro López Morales
Crítico de Arte y gestor cultural

 

 

 

 

circulo de arte Toledo

Círculo de Arte de Toledo / Asociación Cultural de Ámbito Nacional
Plaza de San Vicente, 2 / 45001 / Toledo - 925 25 66 53 - 640 65 00 34 circuloartetoledo@gmail.com

Información acerca de los conciertos: 925 21 43 29 - 925 21 29 81 /produccion1@grupocinconotas.comSuscríbete a nuestro newsletter

 

created and designed by:

Fernando Barredo de Valenzuela

stainless omnia